Una tendencia que no para: por qué los secuestros virtuales siguen creciendo

Un reciente informe publicado por Check Point Software, proveedor de Security Advisor, muestra que el ransomware continúa siendo la principal amenaza de seguridad para empresas privadas y organizaciones públicas. Los cinco ciberataques más destacados que hay que tener en cuenta.

En un principio era común asociar los ciberataques con acciones específicas de protestas, relacionadas a grupos anónimos que buscaban llamar la atención por una determinada causa. Sin embargo, cada día es más normal observar cómo los ataques virtuales están también relacionados simplemente a actos delictivos que tienen un único objetivo: ganar dinero.

Un reciente informe publicado por Check Point Software, proveedor de Security Advisor, empresa que brinda servicios y soluciones en seguridad de la Información, muestra que el ransomware continúa siendo la principal amenaza de seguridad para empresas y organizaciones públicas. ¿A qué se debe esto? La respuesta es sencilla: la técnica funciona, los ciberdelincuentes que están detrás de los ataques siguen cobrando.

Lo curioso es que se crearon grupos de ransomware compitiendo entre sí para ganar nuevos afiliados y de esta manera aumentar sus ingresos. Esto genera que los hackers no sólo sean cada vez más, sino que a su vez sean más creativos, recurriendo, por ejemplo, a viejos trucos de piratería en forma de malware transmitido por USB.

A estos ataques clásicos se suman nuevas herramientas de inteligencia artificial fáciles de usar con la aparición de ChatGPT y vulnerabilidades explotadas en móviles. ¿La solución? Que las organizaciones adopten un enfoque integrado que priorice la prevención para proteger todo su entorno informático, desde la nube hasta los puntos finales.

“Con las tecnologías de seguridad adecuadas, la mayoría de los ataques,incluso los más avanzados, pueden prevenirse sin causar interrupciones o daños”, asegura Gustavo Lima, Head de Tecnología y Centro de operaciones de Security Advisor, quien a su vez plantea los cinco puntos más relevantes del informe de seguridad de Check Point Software realizado en el primer semestre de 2023.

●El ransomware sigue siendo la principal amenaza para extorsionar a empresas y organizaciones.
●Aumentó el uso de memorias USB para distribuir malware.
●Creció el hacktivismo con motivos políticos, principalmente enfocado en negar el servicio a través de poderosos ataques DDoS.
●En dispositivos móviles, el malware bancario y los troyanos -que roban datos sensibles- continúan creciendo con campañas dirigidas a países específicos.
●La inteligencia artificial está siendo aprovechada por los cibercriminales para mejorar sus ataques, pero también está ayudando en soluciones de ciberseguridad para una mejor prevención y detección de amenazas.