El extremo calor y tu laptop no se llevan bien

Comienza a subir de a poco la temperatura y la promesa de que el hemisferio sur vivirá uno de sus veranos más fuertes, debemos tomar medidas. Por si no lo sabías, a tus aparatos electrónicos les afecta este cambio térmico, mucho más si tenemos en cuenta que en ocasiones permanecen bajo el sol abrasador, calentándose más de lo normal.

¿Alguna vez te preguntaste por qué tu teléfono parece ir más lento o el ventilador de tu laptop trabaja horas extras en los días muy calurosos? Ese es el duro impacto de las altas temperaturas. Entonces, la pregunta es: ¿cómo podés asegurarte de que tus dispositivos permanezcan seguros, frescos y preparados para el verano? Acer, un líder en el mercado de laptops, nos ayuda a entenderlo.

Cómo el calor daña la electrónica
El calor es el archienemigo de la electrónica. Si bien la mayoría de los dispositivos puede soportar temperaturas de hasta 80°C, alcanzan su punto óptimo de rendimiento a 35°C, nivel mucho más frío. Es por eso por lo que la mayoría de las PC para juegos de élite tienen sofisticados sistemas de refrigeración por aire o agua.

Las altas temperaturas persistentes pueden dañar tus equipos. Sus componentes electrónicos, incluidos los SSD, los chips, las baterías, las resistencias, los condensadores y los inductores, corren el riesgo de sufrir fallas inducidas por este factor exterior.

De hecho, según un estudio del Programa de Integridad de Aviónica de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, el calor es uno de los principales culpables de más del 50% de las fallas de los equipos electrónicos. Un aumento de la temperatura de sólo 10°C puede reducir a la mitad la vida útil de un dispositivo, mientras que una caída de 10°C podría duplicarla.

El enfriamiento depende de la diferencia de temperatura entre tu dispositivo y el ambiente. Cuanto más caliente sea el exterior, más caliente debe estar tu equipo para crear suficiente diferencia térmica a fin de disipar el calor de manera efectiva.

Este círculo vicioso destaca la importancia de mantener frescos nuestros dispositivos electrónicos, especialmente durante los sofocantes meses de verano. Sin la ventilación adecuada, pueden producir altas temperaturas que pueden causar daños. Algunos aparatos se apagarán solos para evitar este riesgo cuando alcancen temperaturas críticas. El calor y la electrónica no se mezclan.

Cómo afecta el sobrecalentamiento a tus dispositivos
Los dispositivos electrónicos, como las laptops, están diseñados para funcionar de manera óptima dentro de un rango de temperatura específico, generalmente entre 10°C y 35°C.

Imaginate esto: Es un día soleado de 21°C y tu auto está estacionado afuera, recibiendo los rayos del sol.

•Después de 30 minutos: El interior del automóvil se calienta a 40°C.
•1 hora más tarde: El calor interior se eleva a 45º C.
•Si hace 26°C – 38°C en el exterior: La temperatura en el interior del auto sube entre a 54°C y 78°C.

Dejar tu laptop dentro de tu auto es una mala idea. Las altas temperaturas pueden causar daños irreversibles. Si no hay otra opción, apagala, sacale la batería y guardala en otra área más fresca y oscura. Y recordá: el exceso de humedad también pone en peligro su estructura electrónica.

Comprender cómo los equipos se afectan por este factor ambiental es crucial para evitar posibles daños. Veamos cómo son los efectos:

1.Disminución de la velocidad: el calor excesivo obliga a tus equipos a trabajar más, lo que puede generar tiempos de respuesta más lentos. Es posible que tu teléfono no reaccione tan rápido, las aplicaciones fallen y tu computadora se congele.

2.Vida útil más corta: si se sobrecalientan con frecuencia, no durarán tanto. Las altas temperaturas pueden dañar los componentes internos delicados, como los chips y las baterías.

3.Problemas con la batería: las de iones de litio, que alimentan todo, desde teléfonos inteligentes hasta laptops, son sensibles al calor. En condiciones extremas, pueden hincharse, tener fugas o incluso explotar. También puede hacer que estas baterías se desgasten más rápido, incluso sin eventos tan dramáticos. Para un rendimiento óptimo, mantené las baterías de litio entre 20°C y 25°C.

4.Problemas con los chips de computadora: Los componentes dentro de los chips informáticos, que son el cerebro de nuestros dispositivos electrónicos, también sufren sobrecalentamiento. Experimentan lo que se conoce como fuga térmica, un desperdicio de energía, a medida que aumenta la temperatura. Eventualmente, el calor elevado y la fuga pueden desdibujar la distinción entre los estados “encendido” y “apagado”. Estropea las funciones lógicas de sus chips y puede detener el dispositivo hasta que se enfríe.

5.Autoprotección: algunos dispositivos aceleran su rendimiento para evitar el sobrecalentamiento. Los protege del daño por calor, pero puede hacerlos menos confiables.

6.Pérdida de datos: el sobrecalentamiento puede poner en riesgo tus datos. Por ejemplo, una unidad de disco duro (HDD) o una unidad de estado sólido (SSD) pueden dañarse si la temperatura supera los 70°C, lo que podría provocar el daño total de archivos o fotos importantes.

7.Daño físico: el calor extremo puede provocar daños físicos en tus dispositivos. Las piezas son susceptibles de derretirse o deformarse, las conexiones romperse y las baterías expandirse hasta el punto de romper la carcasa del equipo.

8.Averías en la pantalla: el calor excesivo también puede afectar negativamente el panel de visualización de tu dispositivo. Las pantallas de teléfonos, tabletas y laptops suelen ser sensibles a estos extremos. Puede causar decoloración y disminuir el brillo de la pantalla. Podría incluso sufrir problemas de “efecto fantasma” o quemado permanente en casos graves.

9.Problemas de enfriamiento: los dispositivos se enfrían liberando calor en el aire más frío que los rodea. Pero si ese aire ya está caliente, tienen que trabajar aún más para bajar la temperatura, lo que lleva a un mayor calentamiento.

7 consejos para mantener tus aparatos electrónicos frescos este verano
Aquí hay siete pasos para mantenerlos funcionando sin problemas, incluso cuando suben los termómetros. Además, consultá nuestra guía de sobrecalentamiento de laptops.

1)Buscá la sombra
La luz solar directa puede aumentar la temperatura de tu aparato. Al igual que vos, agradece un poco de sombra para refrescarse. Si vas a usarlo al aire libre, buscá un área sombreada y minimizá su utilización. Evitá dejarlo bajo la luz directa del sol a toda costa.

2)Buena ventilación
El flujo de aire y la ventilación adecuados pueden ayudar a que se enfríe, especialmente durante el uso prolongado. La mayoría tiene rejillas de ventilación ubicadas en la parte posterior o lateral. Evitá obstruirlas y colocá tu equipo cerca de un ventilador o aire acondicionado siempre que sea posible.

Dejar tu laptop sobre una superficie blanda como una cama o una alfombra puede bloquear las rejillas de ventilación inferiores y provocar que se sobrecaliente. Si vas a dejarla encendida o cargándose, cambiá a una superficie dura que permita que su sistema de ventilación expulse el aire caliente.

Recordá que el aire caliente sube. Mantené tus dispositivos más bajos para beneficiarse del aire más fresco. Colocá tu teléfono cerca de la ventilación del aire acondicionado en tu automóvil o hacé que un ventilador cercano sople aire sobre tu laptop.

Para esos sofocantes días de verano, considerá usar una almohadilla de enfriamiento para laptops para ayudar a disipar el calor a su alrededor.

3)No apiles dispositivos
La electrónica ya produce calor. Apilar dispositivos uno encima del otro aumenta aún más las temperaturas. Procurá que haya espacio entre todos, al menos entre 2 y 3 pulgadas.

4)Evitá los autos calientes
El interior de tu auto puede calentarse significativamente más que la temperatura exterior, lo que podría dañar tus dispositivos electrónicos. Si vas a dejar dispositivos en su interior:

•Estacioná en un área sombreada.
•Utilizá un parasol.
•Apagalos.
•Retirales la batería.
•Guardalos en el baúl o en otro lugar fresco y sombreado.

5)Supervisar la carga de la batería
Para teléfonos y dispositivos: intentá cargar tus equipos al 60-80% de su capacidad en lugar del 100%. El voltaje más alto al 100% de la carga podría aumentar el riesgo de fuga térmica, lo que fomenta el crecimiento de dendritas que podrían hacer que la batería sea combustible.

Para laptops: lo mejor es descargar la batería hasta aproximadamente un 40% antes de volver a enchufarla. Repetí este proceso para ayudar a prolongar la vida útil de la batería de su computadora portátil entre 1.200 y 2.000 ciclos.

6)Mantené los dispositivos limpios
La acumulación de polvo y pelo de mascotas pueden obstaculizar los ventiladores internos y provocar que el equipo se sobrecaliente. Usá una lata de aire comprimido para quitar el polvo y recordá mantener todas las rejillas de ventilación limpias y despejadas.

7)Parada de emergencia
Si tu dispositivo comienza a sobrecalentarse, apagalo inmediatamente y desenchufalo. Retirá cualquier funda o cubierta, dejalo enfriar hasta que podés verificarlo al tacto, luego intentá usarlo nuevamente. Usá un ventilador para bajar la temperatura rápido.

Seguir estos consejos pueden ayudar a garantizar que tus dispositivos electrónicos sobrevivan a la ola de calor del verano.